¿Qué llevar en tu maleta a Canadá?

Canadá es un país de enormes contrastes de temperatura, por lo que la maleta que hagas en verano no tendrá nada que ver con la de invierno, hablamos de 50 grados de diferencia en muchos casos? Si tienes dudas sobre qué llevar en tu maleta a Canadá, sigue leyendo para no olvidar nada importante.

 

¿Qué llevar a un viaje a Canadá en invierno?

Canadá es uno de los países más fríos del mundo, pudiendo marcar temperaturas de hasta 20 grados bajo cero en los meses más duros del invierno. En estas épocas del año, cualquier prenda de abrigo es poco. Los jerséis, calcetines altos, gorros, botas, forros polares, guantes y medias serán la norma del día a día.

Un aspecto muy importante que no se tiene en cuenta es el abrigo, no todos valen. Asegúrate de que tiene forro térmico, gorro, bolsillos y es impermeable, olvídate de los abrigos de pana y de borreguillo en Canadá.

¿Qué llevar a un viaje a Canadá en verano?

Canadá en verano puede llegar a alcanzar temperaturas de 35 grados, por lo que sobra la ropa de abrigo. En la maleta de primavera y verano para Canadá debes meter ropa fresca, sandalias, deportivas y ropa de deporte para hacer excursiones. No te olvides del bañador para disfrutar de los lagos, algo menos fríos que el mar.

Este país tiene una elevada cantidad de mosquitos: el antimosquitos en cualquiera de sus formatos será un imprescindible en excursiones, picnics o deportes que practiques al aire libre. La ropa clara puede ser también un aliado para combatir los mosquitos de Canadá.

Cosas que no deben faltar en una maleta para Canadá

La maleta para Canadá cuenta con algunos imprescindibles que debes llevar sea cual sea la época del año, estos son algunos de ellos:

  • Adaptador para los enchufes: en Canadá se utiliza el tipo A/B.
  • Bañador: este país cuenta con lagos en los que te puedes bañar en invierno, pero también con saunas y spas para el invierno.
  • Crema solar: la crema de sol no solo es útil en verano, de hecho, es normal que te quemes en invierno gracias al reflejo de los rayos de sol contra la nieve y el hielo. No la olvides en una caminata sea el mes que sea.
  • Botiquín de primeros auxilios: como en cualquier viaje, un botiquín con pastillas, tiritas, alcohol y compresas te puede salvar en más de una ocasión.
  • Impermeable o cortavientos: da igual la época del año que sea, te será útil en otoño y primavera cuando aún no hace demasiado frío, las noches de verano e incluso algún día lluvioso de invierno como complemento a tu ropa de abrigo.
  • Permiso de conducción internacional: este permiso te permitirá conducir coches en el país, algo esencial si vas a vivir una larga temporada.
  • Dólares canadienses o tarjeta de crédito: la mayoría de locales solo admiten su moneda oficial, en su defecto, puedes pagar con tarjeta de crédito pero te recomendamos que siempre tengas algo de efectivo.

 

Ir arriba